Betanzos Mercado

Betanzos Mercado

Los orígenes de la Feria de Betanzos se remontan al siglo XIII. A lo largo de su historia ha tenido diferentes ubicaciones, pero en la actualidad se localiza en las calles del centro urbano. Su época de máximo esplendor fue a mediados del siglo XX, aunque hoy en día son miles las personas que se dan cita en Betanzos el día de la feria.

Betanzos es una de las más bellas y representativas ciudades históricas de Galicia, Pocas tienen un pasado tan denso y rico, y esto se refleja en sus mercados tradicionales. Históricamente, la feria de Betanzos existe desde el traslado de la ciudad al Castro de Untia en 1.219, aunque hay indicios de ferias y mercados en el antiguo asentamiento de Betanzos o Vello. El 8 de febrero de 1.341 el Rey Don Fernando concedió un privilegio según el cual podía celebrarse una feria el primer día de cada mes. El Rey Enrique IV de Castilla, en 1467 ratificó a esta ciudad el privilegio  de sus renombradas ferias mensuales  autorizando al antiguo municipio a que eligiese  un mes para las ferias francas, es decir, las exentas del pago de impuestos. Los responsables municipales eligieron el mes de Noviembre de cada año. Así, la única feria que no se celebra en día 1 es la de Diciembre, en tanto que Noviembre es el mes que cuenta con tres ferias, la tercera, el día 30 festividad de San Andrés. La del día 16 se estableció por orden municipal el 6 de octubre de 1817.

A lo largo de su historia, ha tenido varias ubicaciones  pero nunca perdió su importancia como punto de confluencia social y de intercambios de todo tipo de productos.

Mercado Feria Betanzos

Mercado Feria Betanzos

En la actualidad mantiene ese carácter de sociabilidad y de fiesta. El ajetreo ya comienza desde muy temprano con la colocación de los puestos y alcanza su punto álgido al mediodía. La distribución de los productos es una de sus notas características. De esta forma, en el Cantón Grande podemos  encontrar los reconocidos quesos de la zona, un producto que tiene un importante arraigo en toda la comarca brigantina. De hecho, a principios de la primavera tiene lugar la Feira do Queixo, otra buena ocasión para degustar y comprar a buen precio los quesos del país. En la feria de Betanzos tampoco faltan frutas, verduras, huevos, pan y empanadas, cuyos puestos se localizan en la Porta da Vila, y en la Rua do Castro; los mejores jamones y embutidos se pueden encontrar en la plaza Fernan Pérez; textil, calzados, hierros y antigüedades, en la plaza Hermanos Gracia Naveira, y el ganado, pulpeiras y aperos agrícolas, en el recinto ferial de Bellavista.

Antiguamente, duraba todo el día, desde la siete de la mañana hasta las nueve de la noche; ahora solamente acude la gente por las mañanas y, sobre todo, al mediodía a comer el pulpo, a beber el vino de elaboración artesanal y a probar la excelente repostería. Desde principios del siglo XX y hasta el año 1.980 estaba ubicada en el lugar conocido como Feira Nova, un espacio arbolado en el que actualmente está el cuartel de la Guardia Civil. Los ciegos acudían a cantar sus coplas acompañados por un lazarillo con el fin de obtener de los feriantes algún presente en dinero o en especie.

También había vendedores de zocos y madreñas y el paseo con las mozas terminaba los días de feria en el salón de baile, conocido como La Pista. En el mes de agosto del año 1.950 hubo una feria de muestras en la que se exponían y vendían productos de toda Galicia.

Hoy en día, son muchas y muy distintas las mercancías que se ofrecen al público. Además de las mencionadas anteriormente, también encontramos antigüedades, artesanía, botánica, y todo tipo de productos para el trabajo en el campo. Y en el recinto adaptado a tal efecto, en la zona de Bellavista, tiene lugar la venta de animales, fundamentalmente gallinas y caballos. La época de máximo apogeo  de la feria fue a mediados del siglo XX cuando Betanzos se llenaba de gentes procedentes de toda la comarca, e incluso de fuera, que acudían a comprar y vender. En la actualidad, un día normal de feria puede llegar a congregar a 7.000 personas. Pero existen ferias especialmente significativas a lo largo del año, como las de Año Nuevo, 1 de mayo, 1 de Noviembre y 16 de Agosto, día grande de las fiestas patronales. Por estas fechas, pueden llegar a concentrarse más de 20.000 personas. La feria de Betanzos posee un importante valor etnográfico y, precisamente por su interés histórico, los responsables municipales están llevando a cabo una serie de actuaciones para preservarla, como la mejora de sus condiciones y su adecuación a las necesidades de los feriantes.

This template supports the sidebar's widgets. Add one or use Full Width layout.